Creando estilos de vida sanos

MuriĆ³ por Beber Exceso de Agua

Jennifer Strange, de 28 años, fue hallada muerta en su casa de la comunidad de Rancho Cordova, horas después de participar en un concurso de la radioemisora Kdnd 107,9, que prometió un sistema de videojuegos Nintendo Wii para el ganador del concurso.

La oficina del médico forense dijo que la mujer murió por "intoxicación con agua". No fue posible saber de inmediato cuánta agua consumió la mujer.

"Ella le dijo a uno de nuestros supervisores que iba hacia su casa y que le dolía mucho la cabeza", declaró Laura Ríos, una compañera de trabajo de Strange. Entonces fue cuando el supervisor llamó a la madre de la fallecida que se presentó en casa de ésta y descubrió el cadáver de su hija.

Una investigación preliminar encontró evidencia "consistente con una muerte por intoxicación con agua", declaró el asistente del médico forense Ed Smith.
John Geary, vicepresidente y gerente de mercadotecnia de Entercom Sacramento, el dueño de la estación de radio, afirmó que el personal de la radioemisora estaba sorprendido tras enterarse de la muerte de Strange.

"Estamos esperando información que ayude a explicar la forma en que ocurrió este evento trágico", añadió.

Jennifer había acudido a la estación de radio KDND tras haber respondido a una pregunta que había lanzado la cadena para después poder participar en la competición por la consola. En primer lugar los posibles concursantes debían contestar cuál había sido el peor regalo que habían recibido por Navidad y, tras eso, entrarían en la batalla por la Wii. De este modo, entre 17 y 20 personas acudieron a la cita que tenían en la emisora el viernes por la mañana. Los participantes debían beber una botella de 220 mililitros cada 15 minutos y se podían retirar cuando quisieran para ir al baño, pero el que lo hiciera quedaría descalificado.

"Se trataba de pequeñas botellas de media pinta, por lo que pensamos que iba a ser algo fácil", dijo uno de los concursantes, James Ybarra, de Woodland. "Ellos nos dijeron que si no sentíamos que pudiéramos hacer esto, que no pusiéramos nuestra salud en peligro", añadió.
Ybarra dijo que se retiró después de beber cinco botellas. "Mi vejiga no pudo aguantar más", agregó. Después de que él se retiró, dijo, los demás concursantes, incluyendo Strange, recibieron botellas de agua aún más grandes.

"Yo estaba hablando con ella, una dama encantadora", dijo Ybarra. "Ella me habló sobre su familia y sus tres hijos. Dijo que lo estaba haciendo por sus ellos", añadió.

Otros concursantes afirmaron que no había ningún tipo de personal médico durante el concurso y que tampoco fueron avisados del potencial de riesgo de ésta.