Te hablamos de las adicciones
  • Situación del agua en México

08 de febrero del 2024

https://imco.org.mx/situacion-del-agua-en-mexico/

De acuerdo con datos del banco mundial, en el país la disponibilidad promedio anual per cápita pasó de 10 mil m3 en 1960 a 4 mil en 2012. Se estima que para 2030, esta disponibilidad en México descienda debajo de los 3 mil m3 por habitante al año. Por su importancia para el desarrollo económico, ambiental y social, el Instituto mexicano para la competitividad (IMCO) realizó un estudio con el objetivo de ofrecer un diagnóstico de la situación actual del agua en el país, desde entender a los cuatro grupos consumidores hasta los retos que enfrentan los tipos de los recursos hídricos en México. Con ello se realizaron propuestas que abonen al desarrollo de lineamientos de política pública a nivel nacional que resuelvan los problemas actuales y prevean los riesgos futuros en la materia. Para garantizar la demanda futura, el Estado mexicano requiere actualizar los marcos legales y regulatorios que rigen el manejo del agua, así como modernizar la infraestructura hidráulica del país. Es necesario tomar en consideración las distintas características técnicas-en particular las geofísicas- y desafíos que presenta actualmente el país en materia hídrica, tales como el aumento poblacional, el crecimiento de la mancha urbana, la evolución de las sequías, así como la variación en las precipitaciones. En el país existen cuatro grupos consumidores de las concesiones de agua: ·Sector agropecuario: En 2020, este sector tuvo 76% del total de agua concesionada para riesgo de cultivos y ganadería. ·Abastecimiento público: Representa 15% del total concesionado y se distribuye a través de las redes de agua potable a domicilios, industrias y a otros usuarios que estén conectados a dichas redes. ·Industria autoabastecida; Representa 5% del total concesionado e incluye a las empresas que toman agua directamente de los rios, arroyos, lagos y acuíferos del país. ·Centrales termoélectricas: Representa 4% del agua concesionada. Los recursos hídricos en México enfrentan distintos retos dependiendo de su tipo (superficial o subterráneos), así como del tipo de fenómenos climatológicos (precipitaciones o sequías): ·Agua superficial. En México, 60% del agua potable proviene de los cuerpos de agua superficiales. De los principales ríos, siete representan 71% del agua superficial del país, distribuidos en la zona centro y sur del país, mientras que sólo 29% del agua superficial se ubica en la zona norte. ·Agua subterránea (acuíferos). Los acuífeos en Mexico se encuentran en riesgo de sobreexplotación, En 2018, 18% de los acuífeos subterráneos estan sobreexplotados. Esto afecta tanto el abasto humano como las actividades agropecuarias e industriales, al mismo tiempo eleva los costos de extracción del agua y ocasiona hundimientos en el terreno. Asimismo, 5% de los acuíferos tuvo problemas de salinización del suelo, proceso por el cual se incrementa la concentración de sales y minerales de las aguas subterráneas, y deteriora sus parámetros de calidad. ·Precipitación: México recibe en promedio alrededor de 1,5 millones de hn3 de agua al año en forma de precipitación. 67% cae entre Junio y Septiembre, en su mayorpia en la región sur-este donde tiene lugar 50% de las lluvias. La precipitación promedio anual a nivel nacional ha aumentado a través del tiempo, potencialmente debido al cambio climático. Sin embargo, este fenómeno no se ha presentado en todas las entidades federativas con misma intensidad. En la Ciudad de México y el Estado de México la precipitación se redujo entre 2000 y 2021, mientras que durante este mismo periodo aumentó en estados como Campeche, Quintana Roo, Veracruz y Guanajuato. ·Sequías: México es un país vulneable a sequías con 52% de su territorio ubicado en clima árido o semiárido. En total, 14 estados se encuentran en estas regiones. Aunque las sequías son fenómenos recurrentes, durante la última década éstas han ido en aumento en frecuencia, intensidad y duración. En 2021 se registraron 8,491 sequías, de las cuales 71% fueron severas -con las que hay el riesgo de pérdidas de cultivos-, 26% fueron extremas -con pérdidas mayores en cultivos, y riesgo de incendios forestales- y 3% fueron sequías excepcionales, es decir con escazes total del agua en embalses, arroyos y pozos. México debe abordar la problemática del agua con datos y evidencia. A partir de este diagnóstico, el IMCO propone una serie de recomendaciones de política pública que abordará a detalle en estudios posteriores que atiendan la problemática del agua desde los ángulos de regulación, infraestructura y gestión. ?Mejorar el monitoreo del uso del agua, principalmente en el sector ganadero y agricultor (actualmente no está basado en mediciones precisas, sino en estimaciones), con el objetivo de contar con datos e indicadores que permitan una gestión más eficiente del agua en el país. ?Desarrolar proyectos climáticos en el sector ganadero y agricultor: A través, por ejemplo, de la compra y venta de bonos de carbono o bien financiamientos climáticos como el Fondo Verde del Clima (GFC). Es fundamental desarrollar infraestructura para la gestión del agua. ?Evaluar y actualizar la delimitación de los acuífeos: En que se encuentra dividido el país con criterios geofísicos en vez de geopolíticos. ?Invertir en modernización y conservación de infraestructura: México necesita mejorar su infraestructura hídrica para una gestión más eficiente, principalmente para atender el problema que representan las tomas clandestinas y las fugas.