Te hablamos de las adicciones
  • La adicción por el azúcar: Qué es y cómo combatirla

10 de agosto del 2022

LIMARP

Riesgos de un consumo muy elevado de azúcar.

Si la glucosa no se necesita inmediatamente para generar energía, el cuerpo puede almacenar hasta 2,000 calorías de ella en el hígado y los músculos esqueléticos en forma de glucógeno. Una vez que el almacenamiento de glucógeno está lleno, estos carbohidratos se almacenan como grasa [3]. Un consumo excesivo de azúcar puede conducir a:

  • Aumento de peso no deseado.
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Enfermedad cardiometabólica

¿Y exactamente cómo pueden ser adictivos los azúcares?

La fructosa se ha considerado un azúcar potencialmente más adictivo que la glucosa porque disminuye la circulación de hormonas de la saciedad como la insulina y el polipéptido similar al glucagón, y al mismo tiempo aumenta los niveles de la hormona del apetito, la grelina. Entonces, la fructosa aumenta las posibilidades de un consumo excesivo de calorías porque estimula el apetito y retrasa la saciedad. Esto ha dado lugar a la sospecha de que la fructosa puede aumentar los comportamientos de búsqueda de comida y elevar el consumo de alimentos [ 2 ]. Ejemplos de esto son el desarrollo de antojos frecuentes de comida y el hábito de atracones.

El problema es que hoy en día muchos alimentos procesados y refrescos disponibles en el mercado estadounidense están endulzados con jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, lo que aumenta nuestras posibilidades de ingerir muchos más azúcares de los que necesitamos y potencialmente desarrollar una preferencia muy alta por las comidas azucaradas.

En conclusión, el problema de la adicción a la comida no se trata principalmente del azúcar en sí, sino de los alimentos muy sabrosos. Otros alimentos que se han considerado potencialmente adictivos debido a los antojos que inspiran son ricos en grasas, como papas fritas saladas, pretzels, galletas saladas, tocino, hamburguesas, pizza, papas fritas, pan y pasta.

La adicción al azúcar no se comporta como una adicción “normal”

La adicción al azúcar ha sido comparada con ser tan gratificante y peligrosa como la adicción a las drogas, pero esto no es exactamente cierto. La sensación placentera que producen los azúcares en el cuerpo es más comparable con otras experiencias placenteras como ganar un juego o un premio, estar enamorado, ver una cara atractiva o escuchar un gran chiste.

Prueba de ello es el hecho de que la adicción al azúcar no se comporta como una adicción “normal”. Por ejemplo, en una adicción a las drogas, el cuerpo gana más tolerancia a la sustancia con cada ingesta, lo que desencadena la necesidad de aumentar la dosis exponencialmente. Esto no sucede con la adicción al azúcar o la comida. Con la adicción al azúcar, la tendencia es más en forma de U. El impulso de comer aumenta hasta un punto en el que se asienta y luego comienza a disminuir gradualmente. En este escenario, las personas que sienten el impulso por seguir comiendo tienden a pasar a otro alimento apetecible y comenzar el ciclo nuevamente.

Rompe el ciclo de la adicción al azúcar.

  • Limpia tu cocina de cualquier tentación. No llenes tu despensa con bocadillos o alimentos azucarados. Hacer que estas comidas dulces sean difíciles de alcanzar te ayudará a combatir tus impulsos.
  • Reemplaza los alimentos procesados por frutas y refrigerios saludables. No necesitas evitar todo tipo de azúcar en tu dieta, solo necesitas ser más selectiva/o. Si sientes un antojo por la comida, intenta comer una fruta o un bocadillo saludable en lugar de caramelos, dulces o alimentos procesados.

Link: https://www.limarp.com/es/combatir-adiccion-azucar/