Te hablamos de las adicciones
  • Menores y adicción al sexting, ¿cómo afrontarlo?

18 de septiembre del 2019

Anónimo

Cuando hablamos de sexting hablamos del envío o recepción, a personas tanto conocidas como desconocidas, de contenido sexual a través de dispositivos móviles. ¿Cómo sabes que no van a chantajearte con publicar ese contenido?¿O que no lo van a enviar a otras personas?¿Estás seguro que esas fotografías o vídeos no van a llegar a tu familia o amigos? Es vital que te realices estas preguntas y valores si te merece la pena. En nuestro blog, además, puedes conocer información de interés como consejos para prevenir el chantaje sexualqué debes tener en cuenta antes de sextear o cómo actuar con precaución si decides practicar el sexting.

¿Cómo saber si sufres adicción al sexting?

  1. Practicas sexting de manera frecuente e incluso desproporcionada. Además tus pensamientos se centran en ello, llegando a convertirse en una obsesión.

  2. Aunque intentas evitar practicarlo, te resulta imposible.

  3. Mantienes tu actividad en secreto, llevándote en ocasiones a mentir.

  4. Aumentas progresivamente la frecuencia de práctica. Cada vez necesitas mas y mas tiempo para satisfacer tus deseos. Llegando en ocasiones a un uso compulsivo y desmedido del sexting.

  5. La practica del sexting ocupa un tiempo excesivo en tu vida, quitándote espacio para tus obligaciones profesionales, académicas, familiares…Y también de tu tiempo de ocio, de manera que te vas aislado poco a poco.

  6. A pesar de las consecuencias negativas que pueda acarrear el sexting, continuas con tu conducta y te niegas a dejarlo. Originando una falta de conciencia respecto al problema.

  7. Si dejas de practicar sexting experimentas síntomas físicos o emocionales similares a la abstinencia como irritabilidad, ansiedad, sentimiento de culpa…

¿Cómo superar tu adicción al sexting?

  1. Identifica que tienes una adicción.

  2. Determina si necesitas ayuda profesional y busca a la persona adecuada para tratar tu adicción.

  3. Establece un plan de tratamiento.

  4. Olvídate de la vergüenza. Para que puedan ayudarte debes ser capaz de comunicarte.

  5. Pídele ayuda y apoyo a tu familia y amigos.

  6. Busca grupos de ayuda con personas que están pasando por lo mismo.

  7. Reflexiona sobre tu adición y sobre los efectos dañinos que ésta puede tener para tu vida.

  8. Enumera los cambios positivos que quieras llevar a cabo y crea una declaración de objetivos.

  9. Fíjate metas con plazos límite.

  10. Elimina todas las aplicaciones, herramientas, programas u objetos que desencadenen tu adicción.

  11. Borra la información de las personas con las que has practicado sexting.

  12. Sustituye el sexting por otras actividades saludables.

  13. Mantente concentrado en tus objetivos.

  14. Celebra tus logros.