Te hablamos de las adicciones
  • ¿Adicción a las apuestas?

14 de noviembre del 2019

Anónimo

Entre los más ansiosos se encuentran, sin lugar a dudas, las casas de apuestas.

Las apuestas, en esta ocasión, apuntan a un  2.55 Baltimore y un 1.60 San Francisco, cifras que para las casas BET 365 y LBapuestas, William Hill, se inclinan por los  49’s.

Más allá de la adrenalina que experimentan los aficionados por el Super Bowl, se encuentra la emoción y adicción de muchos apostadores, que esperan con ansias el marcador para saber si son ganadores o perdedores; sin embargo, aparte del deporte, ¿sabías que la inquietud de apostar puede ser una enfermedad?

El deseo incontrolable por apostar se le conoce también con el nombre de ludopatía. Un desorden de conducta que lleva al individuo, no sólo a perder dinero, sino también su hogar y trabajo; ya que el tiempo y energía que invierten en el juego, los obligan, paulatinamente, a descuidar otras áreas de su vida.

Algunos de los síntomas que pueden ayudarte a detectar si sufres tú o algún familiar una adición a las apuestas son los siguientes:

1. Preocupación constante por el juego.

2. Necesidad de jugar con mayores cantidades de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.

3. Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar el juego.

4. Inquietud o irritabilidad cuando se intenta detener el juego.

5. El juego se utiliza como estrategia para eludir o escapar de los problemas.

6. Después de perder dinero en el juego, se vuelve otro día para intentar recuperarlo.

7. Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego.

8. Se cometen actos ilegales para financiar el juego.

9. Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego, confiando en los demás para obtener el dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.

La edad de mayor propensión a la ludopatía se da entre los 25 y 35 años, asociada a que las personas ya tienen empleo o autosuficiencia económica.

En las mujeres el padecimiento aumenta a partir de los 50 años de edad, sobre todo en aquellas viudas, que recibieron una herencia o que reciben una pensión, aunque también prevalece en amas de casa con nivel socioeconómico medio alto

Las apuestas pueden ser un juego divertido, pero también peligroso si no se puede mantener un control.  Cuida tu salud emocional y la de tu familia.

Fuente: https://www.salud180.com/salud-dia-dia/adiccion-las-apuestas