Te hablamos de las adicciones
  • Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad: ¿Cómo identificar el TDAH en adultos?

31 de diciembre del 1969

Según menciona July Caballero Peralta, integrante del equipo técnico de la Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud (Minsa), se estima que en el mundo entre el 5% y el 10% de la población tiene TDAH, siendo en hombres más común, con una relación de cada 5 hombres por cada mujer. Para aprender a reconocer los síntomas el especialista en salud intercultural, Humberto Briceño comento que “El trastorno de déficit por atención e hiperactividad se caracteriza por tener serias dificultades para mantener el foco y sostener la atención, así como una necesidad de estar en movimiento. Los estudios afirman que el TDAH es un trastorno del neurodesarrollo, en pleno proceso de maduración del sistema nervioso. Sin embargo, se sabe también que vivimos en una sociedad donde el déficit de atención está en aumento, debido al estilo de vida que cultivamos las personas”, explica Briceño. Asimismo, el TDAH se puede confundir con el Trastorno de Déficit de Atención (TDA), el cual se diferencia de por no tener como síntoma la hiperactividad. Los trastornos son una colección de síntomas y síndromes, que no necesariamente se presenten juntos simpre, hay muchos otros cuadros con los que se puede asociar el deficit de atención. Tales como la ansiedad, déficit en habilidades sociales, trastornos de personalidad, entre otros. Actualmente, se sigue en debate el tema de que el TDAH puede ser un trastorno que viene del nacimiento o se puede producir en la adultez. No obstante, en los niños suele responder más a una disposición neurológica, mientras que en los adultos es común que de desarrolle el deficit de atención, debido a los aparatos tecnológicos, la cultura del consumo y el estrés. Los sintomas en adultos presentan como: Dificultades para socializar: puesto que se genera una especie de desencuentro entre la forma de ser de una persona con TDAH y lo que las otras personas esperan. Dificultades para concentrarse en una actividad y de sostenerla. Sentimiento de inquietud. Dificultades para retener información. Impulsividad. Estos síntomas pueden ser malinterpretados, estereotipados, o incluso su distraibilidad considerado algo “gracioso”, situación que puede generar inseguridades y tendencia a pensar que “no se encaja”. Su tratamiento consiste en: Medicamentos: Estos se convierte en el rol más importante del tratamiento, ya que regulan el sistema nervioso. Por ejemplo, el Ritalin es un de ellos. Sin embargo, hay otras posiciones que sostienen que existen metodos alternativos para desarrollar la atención, y que incluso el uso excesivo del ritalin puede ser contraproducente. Psicoterapia: Un pscioterapeuta puede ayudar al paciente a realizar actividades que promuevan el desarrollo de su atención, disminuir estimulos e introducir actividades que autoregulen el metabolismo pueden generar mejorias. El especialista considera que es mejor que cada caso sea evaluado por sí mismo. Analizando el estilo de vida de cada persona. Finalmente, Briceño nos brinda algunas recomendaciones para que un paciente con TDAH pueda tener un estilo de vida psicológicamente saludable: Regular el uso de aparatos electrónicos o el tiempo frente a pantallas. Realizar actividades físicas que sirvan de contrapeso a actividades más mentales. Darle al cuerpo espacios para expresarse y liberar tensión. Disminución de la ingesta de azúcares en los alimentos y buscar una dieta balanceada. Promover actividades sociales donde se puedan tener diálogos e interacciones sin celulares de por medio. Darte lo que necesitas, reconocer que puedes fijar tu atención en más de una cosa a la vez, reconciliarte con tu forma de ser y rodearte de personas que aprecien tu manera de ser sin estereotiparte.