Te hablamos de las adicciones
  • Conductas de un adicto: señales de alerta sobre adicción

13 de octubre del 2023

https://centroelphis.com/adicciones/conductas-de-un-adicto-senales-de-alerta-sob

“Guerra avisada no mata soldados”

La adicción se caracteriza por un patrón de consumo compulsivo de una sustancia o comportamiento a pesar de las consecuencias negativas que esto puede tener en la vida de la persona.

Dicho patrón de consumo acostumbra a ser común en las personas con adicciones. Detectarlo es el primer paso para ayudarles a salir del problema.

A veces, las personas que sufren de adicciones pueden ocultar su dependencia a una sustancia u actividad detrás de una afición a la que dedican una gran cantidad de tiempo,  justificando su consumo excesivo como algo normal o tratando de ocultar la realidad alejándose de su entorno.

No obstante, estas justificaciones dejan de ser efectivas en un momento determinado. Esto puede poner de manifiesto la falta de control que la persona tiene sobre su comportamiento y las consecuencias negativas que está causando en su vida.

Entender qué es una conducta adictiva para ayudar

Para saber interpretar las señales de alerta sobre una adicción es importante saber qué es una conducta adictiva y comprender qué no siempre está ligada al consumo de sustancias.

Una conducta adictiva es un patrón de comportamiento que implica un consumo compulsivo y repetitivo de una sustancia o actividad, que provoca una dependencia física o psicológica.

Las personas que padecen adicciones a menudo pierden el control sobre su comportamiento y experimentan sentimientos de ansiedad, estrés o incluso depresión cuando intentan reducir o detener su consumo.

Las conductas adictivas pueden incluir drogas, alcohol, tabaco, juego, sexo, comida o compras, entre otras, y no solo necesariamente sustancias estupefacientes, como se creía antiguamente.

Su gravedad hace que sea importante conocer los patrones de conducta de un adicto, ya que las adicciones son trastornos crónicos que afectan la calidad de vida de la persona y pueden tener consecuencias graves para su salud física y mental. Ante su presencia, es importante buscar ayuda profesional para abordar y tratar la adicción.

Conductas típicas de una persona adicta

Existen ciertas características habituales en el patrón de comportamiento de las personas que tienen algún tipo de adicción. Conocerlas permite detectar posibles problemas de adicción:

Pérdida de control: La persona no puede controlar el consumo de la sustancia o comportamiento adictivo, y se siente impulsada a usarla incluso si esto tiene consecuencias negativas para su vida.

Aumento de la tolerancia: Las personas adictas necesitan cada vez más de la sustancia o comportamiento adictivo para lograr los mismos efectos.

Síndrome de abstinencia: Cuando el adicto deja de consumir la sustancia o de realizar el comportamiento adictivo, puede experimentar síntomas de abstinencia, como ansiedad, irritabilidad, temblores y sudores.

Preocupación constante y ansiedad: Es característico entre las conductas de una persona adicta el pasar gran parte del tiempo pensando en la sustancia o comportamiento adictivo, planificando cuándo y cómo obtenerlo.

La adicción está muy relacionada con el estrés y la ansiedad. De hecho, es normal ver tras una adicción un patrón de falso control de la ansiedad. Las personas adictas creen que esa sustancia o actividad les permite alcanzar la calma, superando estados de estrés y desesperación.

Negación: La persona puede negar que tiene un problema con la sustancia o comportamiento adictivo, y puede minimizar las consecuencias negativas que esto tiene en su vida. Habitualmente son categóricos afirmando que pueden desentenderse de dicha conducta cuando quieran y que la tienen controlada.

Aislamiento social: Una de las señales de alerta sobre adicciones más significativa es el aislamiento. La persona adicta puede comenzar a alejarse de amigos y familiares, además de evitar las actividades que antes disfrutaba para poder dedicar más tiempo a su adicción.

Cambios en el comportamiento: Las conductas de un adicto más notorias tienen que ver con el estado anímico. La persona puede tener cambios en su comportamiento, en su estado de ánimo. Se trata de aspectos como irritabilidad, cambios en el apetito, cambios en el sueño y descuido de la higiene personal.

Baja autoestima: Es común en el patrón de conductas de los adictos que experimenten problemas de autoestima, falta de confianza en sí mismos y una sensación de falta de valor personal.

Aunque este patrón varía según el tipo de adicción, algunas personas llegan a quererse tan poco que continúan consumiendo drogas, incluso conociendo sus efectos negativos. Algunos adictos parecen sentir que solo son completos cuando están usando su sustancia adictiva.

Irresponsabilidad: No todos los adictos son irresponsables y poco comprometidos con su desarrollo personal o profesional pero, a menudo, la dependencia les hace perder la voluntad para alcanzar metas y asumir compromisos con proyectos profesionales y personales, así como con las personas de su entorno.

Falta de respeto a las normas y figuras de autoridad: Aunque no todos los adictos tienen este comportamiento, algunos tienen dificultades para respetar las normas establecidas y adaptarse a ellas. Estas personas se sienten incómodas con el orden social y a menudo son rebeldes e irrespetuosas hacia figuras de autoridad, descalificando y faltando al respeto a los demás.

¡Alerta, adicción! Y ahora, ¿qué?

Nadie está libre de padecer algún tipo de adicción. La dependencia al consumo de sustancias o a algún tipo de actividad no está reñida con ningún patrón de edad, género o nivel social.

Por eso no se debe estereotipar el perfil del adulto y menospreciar las señales de alerta de una posible adicción de una persona cercana.

Las adicciones ponen a cualquier persona en una situación de desventaja, ya que depende del suministro de esa sustancia o la práctica de esa actividad. En sí, la adicción resta voluntad y pone cuesta arriba la posibilidad de renuncia a ese consumo. El cerebro de las personas con adicciones está acostumbrado a recibir la estimulación necesaria a través de la dosis de dicha sustancia o la práctica de esa actividad que genera dependencia.

Por eso, al detectar las conductas típicas de una persona adicta en nuestro entorno, lo importante es buscar ayuda profesional para superarla. Centro Elphis somos un centro para el tratamiento de adicciones en Madrid donde podemos asesorarte sobre las señales de alerta sobre una adicción y los pasos a seguir para superar los problemas relacionados con el consumo.