Te hablamos de las adicciones
  • Adicción a la comida: qué es, síntomas, causas, consecuencias.

09 de septiembre del 2020

Durante las últimas décadas, un modelo de adicción alimentaria ha ganado mucho peso en nuestra sociedad, mediante controvertidos debates que giran en torno a la cuestión de si determinados alimentos que tienen un elevado contenido calórico o ingredientes determinados, como el azúcar, tienen un potencial adictivo parecido al de las sustancias de abuso. Muchas personas con trastornos alimenticios como obesidad o trastornos por atracón, pueden presentar patrones alimentarios que tienen características adictivas, es decir, guardan cierto parecido con los trastornos por consumo de drogas, a nivel biológico y comportamental.

La adicción a la comida no ha sido reconocida aún por los manuales de diagnóstico. Sin embargo, debido a la observación de dichos patrones en una parte importante de la población, se creó la escala de evaluación Yale Food Addiction Scale (YFAS). Este test psicológico ayuda a diagnosticar los trastornos de adicción a la comida cuando se presenten tres síntomas de adicción y se produzca un malestar o deterioro significativo.

Si te interesa conocer el trastorno de la adicción a la comida, en este artículo de Psicología-Online os presentaremos la adicción a la comida: qué es, síntomas, causas, consecuencias y tratamiento

 

Adicción a la comida: ¿qué es?

¿Qué es la adicción a la comida? La adicción a la comida se comprende como una enfermedad de carácter crónico y recurrente, con implicaciones cerebrales. La definición de la adicción a la comida consiste en la necesidad de buscar y consumir compulsivamente determinados alimentos, sin tener en cuenta las consecuencias nocivas que presenta, como las implicaciones en la salud que conllevan los alimentos con alto contenido de azúcares o de grasas.

Estos comportamientos adictivos pueden aparecer en diferentes trastornos alimenticios como el trastorno por atracón, la bulimia nerviosa o la obesidad, y aunque se relaciona con la obesidad, las personas con peso normal también pueden padecer adicción a la comida. Se han reconocido mecanismos neurobiológicos implicados en estos patrones adictivos, sin embargo, la adicción a la comida aún no ha sido considerada un trastorno independiente.

Los comedores compulsivos

Las personas que padecen adicción a la comida, los comedores compulsivos, tienen la necesidad de estar comiendo compulsivamente y cuando no lo están haciendo, piensan en la siguiente comida, experimentando constantemente antojos hacia determinados alimentos. Estas personas, los comedores compulsivos, ingieren grandes cantidades de comida durante espacios de tiempo muy reducidos y posteriormente, se sienten culpables por ello.

Cabe destacar que el comportamiento de los comedores compulsivos tiene un alto contenido emocional, debido a que la comida es la compensación de las emociones negativas, tales como la tristeza o la ansiedad. No obstante, no por saciar el malestar con los alimentos debes considerarte una persona adicta a la comida, esta necesidad es producto de mecanismos neurobiológicos, pues determinados alimentos influyen en sistemas cerebrales implicados en el bienestar. No obstante, estos alimentos pueden contener determinados componentes adictivos, causando con el desarrollo de la adicción a la comida.

Causas de la adicción a la comida

Las causas de la adicción a la comida se han relacionado con mecanismos neurobiológicos. Los sistemas de recompensa del sistema nervioso central son controlados por neurotransmisores responsables de las conductas aprendidas y responsables de responder a factores placenteros o de desagrado. Hay determinadas sustancias adictivas que producen un efecto en el sistema límbico, produciendo una asociación artificial de placer. Si estas sustancias o alimentos se consumen regularmente, afectan directamente al sistema límbico produciendo con ello el inicio del proceso de adicción. Algunos alimentos que pueden afectar a este sistema son los azúcares o las grasas. Las conductas adictivas afectan a circuitos cerebrales, tales como el sistema dopaminérgico, el opioide, el serotoninérgico y al glutamato, dando lugar a sensaciones placenteras.

Por otro lado, cabe destacar que la ansiedad juega un papel fundamental en las causas de la adicción a la comida. Cuando la persona se encuentra estresada o ansiosa su consumo aumenta y prefiere alimentos que contengan muchos azúcares, altos contenidos en grasa o sal. Este conjunto de alimentos producen una sensación de bienestar ya que su actuación es parecida a la de las endorfinas. Cuando esta sensación de bienestar disminuye, la ansiedad aparece de nuevo por la culpabilidad del atracón y la persona tiene la necesidad de comer otra vez, creando con ello un círculo vicioso. Por tanto, las causas de la adicción a la comida son:

  • Gestionar la ansiedad mediante alimentos.
  • El efecto del consumo de estos alimentos en el sistema de recompensa del cerebro.
  • Los sentimientos de culpabilidad.
  • Síntomas de la adicción a la comida

    Los síntomas de la adicción a la comida sirven para identificar este trastorno. Los síntomas que presentan los comedores compulsivos son los siguientes:

  • Comer en grandes cantidades de forma recurrente, al menos dos veces por semana durante un período de seis meses o más. Los comedores compulsivos pueden comer hasta sentirse incómodamente llenos.
  • Pérdida el control. Durante el atracón alimentario, la persona siente que no puede controlar la acción.
  • Comer excesivamente rápido durante el atracón. La sensación de pérdida de control es un síntoma típico de las adicciones.
  • Comer sin hambre real. Ingerir comida incluso cuando no se tiene hambre o se está lleno es otro de los síntomas de la adicción a la comida.
  • Comer a escondidas o solo. Este síntoma de la adicción a la comida se debe al sentimiento de culpabilidad y vergüenza.
  • Problemas gastrointestinales. Tras el atracón pueden aparecer hinchazones, dolores por gas, diarreas, indigestión o calambres abdominales.
  • Culpabilidad. El atracón puede causar en los comedores compulsivos sentimientos de culpabilidad, depresión o decepción posteriores.
  • Ansiedad. El comportamiento compulsivo genera angustia, pero la persona no puede dejar de realizarlo. Este es uno de los síntomas de la adicción a la comida más característico.
  • Intentos de frenar la conducta sin éxito. Realización de dietas frecuentes, normalmente sin variaciones de peso.
  • Consecuencias de la adicción a la comida

    Las consecuencias de la adicción a la comida son diversas y pueden diferenciarse en consecuencias a nivel psicológico y consecuencias a nivel físico.

    En cuanto a las consecuencias de la adicción a la comida de tipo físico, la principal enfermedad que se puede derivar de los atracones es la obesidad. La adicción a la comida y la obesidad, pueden dar lugar a problemas cardíacos, la aparición de diabetes tipo 2, enfermedades gastrointestinales y pueden aparecer determinados trastornos respiratorios.

    Por otro lado, las consecuencias de la adicción a la comida de tipo psicológico son varias. Además de generar elevados picos de estrés, ansiedad y culpabilidad, la adicción a la comida se ha relacionado con la aparición de los trastornos del estado de ánimo, como trastornos depresivos y bipolares, trastornos de ansiedad y con el inicio de consumo de sustancias.