Te hablamos de las adicciones
  • Dormir demasiado está ligado a un mayor riesgo de enfermedad y muerte

20 de agosto del 2020

Observando datos de 21 países de siete regiones, el equipo de investigación descubrió que las personas que duermen más del límite superior recomendado de ocho horas aumentan el riesgo de eventos cardiovasculares graves, como apoplejías o insuficiencia cardíaca, hasta en un 41%

Pero una razón posible de esto podría ser que las personas tienen afecciones subyacentes que les causan sueño, lo que a su vez puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular o mortalidad, explicaron los autores del estudio.

El equipo, dirigido por Chuangshi Wang, Ph.D., estudiante de McMaster y del Colegio Médico de la Universidad de Pekín en China, también identificó un riesgo creciente entre los que duermen durante el día.

La siesta diurna se asoció con un mayor riesgo de eventos cardiovasculares graves y muertes en personas con [más de] seis horas de sueño nocturno, pero no en personas que duermen [menos de] 6 horas por noche», dijo Wang.

En los que duermen menos de lo recomendado, «una siesta diurna parecía compensar la falta de sueño por la noche y mitigar los riesgos», explicó Wang.

Los estudios previos sobre este tema se han llevado a cabo principalmente en América del Norte, Europa y Japón. El nuevo estudio ofrece una imagen global.

Pero los hallazgos son observacionales, lo que significa que la causa de la asociación aún es desconocida.

A pesar de que los hallazgos fueron muy interesantes, no demuestran causa y efecto, dijo Julie Ward, enfermera cardiaca de la British Heart Foundation, que no participó en el estudio.

Tener menos horas de sueño, menos de seis horas, también aumentó los riesgos en un 9%, en comparación con las personas que durmieron durante las seis u ocho horas recomendadas, pero el equipo no consideró este hallazgo estadísticamente significativo.

En 2014, el 35,2% de los adultos estadounidenses informaron que no duermen lo suficiente: menos de siete horas por noche, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Señales mientras duermes

El estudio preguntó a 116.632 adultos de entre 21 y 70 años de 21 países sobre sus hábitos de sueño. Los participantes fueron seguidos durante un promedio de 7,8 años.

El equipo descubrió que por cada 1.000 personas que duermen entre las seis a ocho horas recomendadas por noche, 7,8 desarrollan enfermedad cardiovascular o mueren cada año.

Esta cifra aumentó a 9,4 en las personas que dormían seis o menos horas por noche.

Francesco Cappuccio, profesor de medicina cardiovascular y epidemiología de la Universidad de Warwick, que no participó en este trabajo, ha realizado varios estudios sobre el sueño y su efecto en nuestra salud. Él dice que la falta de sueño está «definitivamente asociada con un mayor riesgo de muerte».

«Si duermes menos durante mucho tiempo, eres más propenso a desarrollar enfermedades crónicas», dijo Cappuccio, y agregó que se ha demostrado que la duración corta del sueño aumenta la presión arterial alta, la obesidad y la diabetes.

Sin embargo, los hallazgos de los que no habían dormido bien no fueron estadísticamente significativos, y el mayor riesgo se observó entre los que durmieron de más.

Para las personas que duermen de ocho a nueve horas, 8,4 por cada 1.000 personas desarrollan enfermedades cardiovasculares o mueren cada año. Esto aumentó aún más en los que duermen de 9 a 10 horas (10,4 por 1.000) y nuevamente entre los que duermen más de 10 horas (14,8 por 1.000).

MIRA: ¿Te gustaría dormir en un hotel de lujo en el espacio? En cuatro años podrás hacerlo

Esto equivale a un aumento en el riesgo de un 5%, 17% y 41%, respectivamente, en comparación con las personas que durmieron la cantidad de horas recomendadas.

Pero Wang señaló que dormir demasiado podría ser un marcador de otras causas de enfermedades cardiovasculares y la muerte.

¿Duermes lo suficiente?

Cappuccio estuvo de acuerdo y agregó que «no es que el sueño prolongado cause la muerte o la mala salud», pero esa mala salud hará que duermas más.

Cappuccio mencionó que las personas que padecen una enfermedad no detectada pueden sufrir una extensión del sueño. Si alguien tiene un cáncer subyacente, por ejemplo, estarán más fatigados y debilitados y tenderán a dormir más tiempo