Te hablamos de las adicciones
  • Las drogas de club (GHB, ketamina y Rohypnol┬«)

24 de febrero del 2020

El GHB (Xyrem) es un depresor del sistema nervioso central (SNC) que fue aprobado por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) en el 2002 para el tratamiento de la narcolepsia (un trastorno del sueño). Su aprobación se dio con serias restricciones, incluido su uso exclusivo para el tratamiento de la narcolepsia y el requisito de un registro de pacientes vigilado por la FDA. El GHB también es un metabolito del neurotransmisor inhibitorio ácido gamma-aminobutírico (GABA), por ello es un producto natural del cerebro, pero en concentraciones mucho menores que las dosis de abuso.

Los “raves” y los eventos de “trance” por lo general son fiestas de baile que duran toda la noche y que suelen realizarse en bodegas. Muchas de las personas que acuden a estas fiestas no usan las drogas de club, pero los que lo hacen pueden verse atraídos por su costo generalmentebajo y los efectos embriagantes que se dice que profundizan la experiencia del “rave” o del “trance”.

  • El Rohypnol® se suele tomar por vía oral, aunque hay informes de que se puede pulverizar y aspirar por la nariz.
  • Tanto el GHB como el Rohypnol® se han usado para facilitar las violaciones realizadas durante una cita o una salida (también conocidas como “violación con drogas”, “violación por persona conocida” o “ataque sexual asistido por drogas”). Estas sustancias pueden ser incoloras, insípidas e inodoras, y se pueden agregar a bebidas y hacer que la víctima las ingiera sin darse cuenta. Cuando se mezcla con alcohol, el Rohypnol® puede incapacitar a la víctima e impedirle que se defienda del ataque sexual.
  • El GHB también tiene efectos anabólicos (estimulantes de la síntesis de las proteínas) y ha sido usada por fisicoculturistas para ayudar a reducir la grasa y aumentar la masa muscular.
    El GHB actúa por lo menos en dos sitios del cerebro: en el receptor GABA B y en un sitio de unión específico del GHB. En dosis altas, los efectos sedantes del GHB pueden provocar sueño, el estado de coma o la muerte. El Rohypnol®, como otras benzodiacepinas, actúa en el receptor GABA A. Puede producir amnesia anterógrada, en la cual los individuos no recuerdan los eventos que experimentaron mientras se encontraban bajo la influencia de la droga.
  • Potencial adictivo
  • El uso repetido de GHB puede producir síndrome de abstinencia, cuyos síntomas incluyen el insomnio, la ansiedad, los temblores y la sudoración. Se han informado de reacciones graves de abstinencia en pacientes que presentan una sobredosis de GHB o compuestos relacionados, sobre todo si están involucrados otras drogas o alcohol.
  • Al igual que otras benzodiacepinas, el uso crónico del Rohypnol® puede producir tolerancia y dependencia.
  • Se han producido algunos informes de personas que consumen desenfrenadamente la ketamina, una conducta similar a la que se observa en algunos individuos dependientes de la cocaína o las anfetaminas. Los usuarios de la ketamina pueden desarrollar signos de tolerancia y deseo vehemente de consumir la droga.
    Luego del uso de GHB pueden sobrevenir el estado de coma y convulsiones. El uso combinado con otras drogas como el alcohol puede dar lugar a efectos adversos adicionales como náuseas y dificultad respiratoria. El GHB y dos de sus precursores, la gamma butirolactona (GBL) y el 1.4 butanediol (BD), han estado involucrados en envenenamientos, sobredosis, violaciones por un conocido e incluso muertes.
    No existen pruebas de detección del GHB que se puedan usar en las salas de emergencias y, como pocos médicos están familiarizados con la droga, es probable que muchos incidentes de GHB pasen desapercibidos. No obstante, de acuerdo con algunos informes de casos, los pacientes que abusan del GHB parecen presentar un cuadro mixto de problemas graves al momento de la admisión así como también una buena respuesta al tratamiento, el cual suele involucrar servicios residenciales.