Te hablamos de las adicciones
  • TODO LO QUE NECESITAS Y DEBES SABER SOBRE LA AMAPOLA

05 de mayo del 2020

Husqvarna

Amapola: Qué es y qué características tiene

Nombre común: Amapola, Amapola silvestre

Nombre científico: Papaver rhoeas

Clase: Magnoliosida

Orden: Papaverales

Familia: Papaveraceae

Género: Papaver

Origen y distribución: Al contrario de lo que ocurre con casi todas las especies que hemos analizado en este blog, el origen de la amapola no está del todo claro. Lo que sí se sabe con certeza es que esta planta se extiende por Europa, Asia y África (un hecho que nos puede dar a entender que es una especie nativa de estas regiones del planeta).
La amapola, conocida científicamente como Papaver rhoeas, es una planta de porte herbáceo que puede llegar a superar los 50 cm de altura. Se trata de una especie anual o, dicho de otro modo, en el curso de un año esta planta germina, florece y muere.
 

Las hojas de la amapola son muy desiguales. Puedes encontrarlas estrechas, largas, cortas, etc. Una característica que siempre tienen es que cuentan con bordes dentados. Además, se desarrollan de forma alterna a lo largo del tallo y cuenta con un único nervio central.

Pero lo que más destaca de la amapola son sus flores. Éstas son solitarias con pétalos arrugados en botones florales que al abrirse muestran un precioso color intenso que puede variar desde el clásico escarlata hasta el anaranjado o el blanco.

Miden entorno a los 5 o 6 cm de diámetro.

Generalmente, las flores presentan unas manchas oscuras en la porción basal. Las amapolas florecen en un periodo concreto, es decir, a finales de primavera y en los primeros días del verano.

El fruto es una cápsula unilocular que contiene numerosas semillas.

Los usos de la amapola

La amapola, como muchas otras especies vegetales, presenta diversos componentes que empleados correctamente pueden convertirse en beneficiosos para la salud de las personas.

Esta planta se puede usar como tratamiento tanto interno como externo. Destacan las siguientes aplicaciones:

  • Es perfecta para combatir el insomnio. Probablemente sea el uso más común que se le da a las amapolas. Presentan propiedades hipnóticas y sedantes por lo que son perfectas para tratar problemas nerviosos y de insomnio.
  • También se aplica para mejorar el asma. Los preparados con esta planta tienen efectos positivos en el aparato respiratorio, por lo que son beneficiosos para las enfermedades relacionadas con ello.
  • Es capaz de aliviar la tos y los resfriados.
  • Disminuye los efectos de la conjuntivitis al frotar los ojos con una infusión de sus flores (siempre y cuando esté bien filtrada).