Te hablamos de las adicciones
  • Workaholics, adictos al trabajo

04 de diciembre del 2019

ANONIMO

La adicción al trabajo (también denominada con el término anglosajón workaholics o trabajólicos) se caracteriza por una necesidad excesiva e incontrolable de trabajar de forma constante. Este comportamiento puede interferir en nuestra salud física y emocional, así como en nuestras relaciones sociales.

Las personas con adicción al trabajo suelen trabajar “sin obligación” explícita ni implícita fuera de horas, dedicando un tiempo excesivo a su labor profesional y sintiéndose mal si no lo hacen. Este hecho hace que muestren desinterés por otras facetas de su vida como hobbies o relaciones personales.

Los estudios de Sánchez Pardo y cols. encontraron que, en España, sufre adicción al trabajo el 11,3 % de los trabajadores en activo. Por su parte, la Organización Internacional del trabajo (OIT) sostiene que el 8% de la población activa española dedica más de 12 horas al día a su profesión como escape a problemas personales, lo que acaba repercutiendo irremediablemente en su salud.

Causas de la adicción al trabajo

Una vez más no nos encontramos ante una sola causa explicativa del problema sino a una combinación de las siguientes:

  • Ambición excesiva por el dinero y poder.
  • La incapacidad para delegar tareas o no saber decir que no a las demandas del jefe o compañeros.
  • Problemas económicos y alta competitividad
  • Rasgos de personalidad tipo A; personas involucradas en diferentes tareas, con elevados niveles de hostilidad y estrés.
  • La falta de organización, que permite la acumulación y sobresaturación del trabajo.
  • Ausencia de estrategias para organizar el tiempo.
  • Problemas familiares que pueden hacer que el trabajador posponga acudir a casa.
  • Manejo ineducado de los retos que en vez de suponer una forma de crecer llevan al trabajador a meterse en una espiral de trabajo de la que no sabe cómo salir.