Te hablamos de las adicciones
  • ¿Qué es y cómo detectar una adicción al trabajo?

08 de agosto del 2019

Anónimo

O tal vez conozcas a alguna persona, puede que muy cercana, cuyo comportamiento pueda hacerte pensar que tal vez tenga un problema de adicción al trabajo.

Además, las proyecciones indican que se trata de un problema en auge, de forma que se prevé su incremento en los próximos años. En este artículo vamos a ver un esbozo de lo que es la adicción al trabajo, y algunos de los síntomas y problemas que la adicción al trabajo suele presentar.

¿Qué es la adicción al trabajo?
La adicción al trabajo no está definida a nivel médico -al menos de momento-, pero se relaciona con algunas formas de estrés y ciertos trastornos de la personalidad.

En el idioma inglés, el término que define la adicción al trabajo es el popular “workaholic”, que lo relaciona con el alcoholismo. Surge por primera vez en 1.968 y es popularizado en 1.971 por Wayne Oates, en su libro “Confessions of a workaholic”.

Como adelantábamos, el término no está reconocido como una patología psicológica, pero goza de gran popularidad y se identifica con aquellas personas que invierten una desproporcionada cantidad de tiempo y esfuerzo en su trabajo, de manera que se ve afectada su salud y/o su vida familiar o personal.

Dado que el trabajo goza de buena reputación social, no resulta sencillo identificar esta dependencia. Lo que estaría mal visto en otras conductas, como la adicción al juego o el alcoholismo, se identifica con cualidades positivas cuando se trata de adicción al trabajo. Por ello, salvo en grados muy avanzados, es raro que suponga un estigma social.

El adicto al trabajo suele cumplir con el siguiente perfil: hombre entre 40 y 50 años, urbano, de clase media, y profesiones como médico, abogado o ejecutivo. No obstante y aunque esto sea lo más habitual, la adicción al trabajo puede afectar a todo tipo de personas.

Fuente: https://ehorus.com/es/adictos-al-trabajo/