Te hablamos de las adicciones
  • Adictos al Tarot: ¿Obsesión o sano pasatiempo?

11 de julio del 2019

Anónimo

Conocer nuestro futuro parece ser uno de los deseos más recurrentes entre los seres humanos. Es por esa razón que el tarot, las runas, los caracoles, entre otras prácticas adivinatorias, resultan tan atractivas para quienes desean conocer su destino. Algunas mujeres admiten que se trata de una entretención y no se lo toman tan en serio, pero hay otras que no dan un paso sin consultarle a las cartas. Si te identificas con el segundo grupo, deberías considerarlo como una llamada de atención, porque ni siquiera los tarotistas lo consideran saludable. Bárbara es secretaria y asume que es una adicta al tarot. Asegura que todo comenzó cuando estaba en la adolescencia, cuando una gitana le leyó las cartas y la dejó impactada con sus revelaciones: 'Le creí porque me dijo cosas que ni siquiera yo sabía de mi infancia, que después mi mamá me las corroboró, como que estuve al borde de la muerte por una enfermedad'. Incluso recuerda que le dio pistas de cómo sería su futuro, y afirma que no se equivocó: 'Me dijo que conocería al amor de mi vida de las manera más inesperada, quizás en una micro, que nos miraríamos y sería fulminante. En realidad lo conocí por una amiga, pololeamos a la semana de habernos visto y nos casamos al año'. Al escuchar el relato de Bárbara nos queda la duda si se trata de simple coincidencia o si realmente existe un saber oculto. La consejera espiritual, Latife, comenta que la mayoría de las mujeres consultan sobre el amor y el trabajo: 'Mi oráculo les entrega una orientación. Hay empresarios y ejecutivos que toman decisiones tomando en cuenta la predicción'. Una brujita con reglas claras Karem Rodovalho (www.karemrodovalho.cl) sonríe cuando le consultamos si ha tenido clientas un tanto obsesivas con el tarot, de inmediato nos confirma que le ha sucedido, y que es bueno poner límites: 'Hay personas que vienen constantemente, ahí yo trato de frenar el tema. No pasa una semana y vuelven a la consulta comentando que se trata de algo nuevo, la primera vez uno lo acepta, pero después te das cuenta de que se trata de una adicción' En cuanto a los plazos de tiempo recomendados para leer el tarot, Karem aclara que va a depender de la necesidad de la persona, cuando sienta que debe hacerlo: 'Cuando deciden verse el tarot deben venir preparados a escuchar todo, las cartas los orienta preparándolos para lo bueno y lo malo. También existe el libre albedrío, hay un camino fácil y otro difícil, uno le muestra ambos' Además, nos comenta que muchas veces las mujeres van a verse las cartas porque quieren escuchar lo que ellas quieren, y cuando no lo logran insisten con diversos tarotistas, corriendo el riesgo de ser presa de los charlatanes: 'Una vez le dije a una niña que venía a ver si yo cambiaba mi versión, porque el resultado era el mismo'. ¿Obsesión o diversión? La psicóloga, Thamar Álvarez Vega, nos explica que toda actividad que se realiza dentro de márgenes saludables o razonables constituiría un 'sano pasatiempo'. Pero deja de serlo cuando, de alguna manera, la calidad de vida de la persona involucrada se deteriora, cuando es capaz de dejar de lado otras actividades por dedicarse a la que es el objeto de su excesiva atención. 'Si recurren siempre al tarot como una forma de ejercer control sobre su vida, no sólo estamos frente a una obsesión, sino también ante una persona que presenta una bajísima autoestima, que siente que no tiene ningún control sobre sus actos ni su destino, que tiene una alta inseguridad interior y una auto-confianza bajísima'. Ante ese escenario, la psicóloga recomienda tener cuidado, para no convertirse en dependientes de cualquier cosa que les inspire seguridad, confianza, o les dé respuestas a sus conflictos y les evite la desafiante tarea de decidir por sí mismos. 'Una cosa es recurrir al tarot como una forma de afirmar decisiones tomadas previamente, o con el fin de tener una segunda opinión que pueda ayudar a definir el camino a seguir. Otra muy distinta, es hacer del tarot no sólo una inspiración o guía sino una verdad indiscutible'. Con todo lo anterior, entendemos que la vida la construimos con nuestras acciones, y aunque puede resultar divertido escuchar qué dicen las cartas, no es grato asumir que la vida está programada, porque hay que entender que los buenos tarotistas presentan los diversos escenarios a los que te puedes enfrentar, pero siempre teniendo claro que eres tú la única arquitecto de tu destino.


Fuente: https://rie.cl/?a=174113